Entradas populares

domingo, 31 de marzo de 2019

Inipiyontoenergética: Temazcal formando parte del rito "El Árbol de la O...

Inipiyontoenergética: Temazcal formando parte del rito "El Árbol de la O...: Se auténtico Sanando la Tierra   “Inipi/Temazcal (Rito de Purificación) y Ontoenergética” formando parte del rito: “El Árbol ...

Meditación mes de abril 2019. El Vidente Interior.


Meditación del mes de abril de 2019

EL VIDENTE INTERIOR

Tomando la vida como inspiración e iluminación exploramos nuestro Vidente Interior. Hacemos contacto con el recurso de la visión clara, con la actitud vital de decir la verdad. Nos adentramos en la Senda de la Colocación Justa.



viernes, 8 de marzo de 2019

Aspectos convergentes entre la Hipnosis newtoniana (VEV) y la Teoría Sintérgica.


Aspectos convergentes entre la Hipnosis newtoniana (VEV) y

 la Teoría Sintérgica.



Michael Newton
Michael Newton y Jacobo Grinberg. Dos investigadores serios de la profundidad de la conciencia humana. Ambos creadores de importantes y trascendentes marcos teórico – experienciales en el campo de la psicología y los estados de conciencia. Newton a través de una versión propia de hipnoterapia espiritual que denominó VEV (Vida entre Vidas) y Grinberg con la Teoría Sintérgica en la que pretende dar respuesta a cómo la energía que manifiesta la realidad se convierte en experiencia en el ser humano.

Estudiando a ambos, comprendiéndolos, experimentando las propuestas de ambos me he maravillado al ver ciertos aspectos, incuestionables, de conexión y correspondencia. Es cierto que el lenguaje es, en gran medida, diferente, pero la realidad a la que apuntan con sus respectivos lenguajes es la misma. Se dirigen a lo mismo por dos sendas complementarias.

Jacobo Grinberg
Según Newton, además de nuestro mundo físico y orgánico, se da el campo astral de la Tierra, y el mundo de los espíritus; dispuestos en un tipo de gradación en capas cada vez menos densas y más sutiles en cuanto estado de vibración energética. Las almas humanas (vistas como esferas nucleadas de luz) también manifiestan una gradación evolutiva reflejada en su luminosidad y en sus colores, que indican su estado evolutivo; desde la inicial necesidad de unión a un cuerpo orgánico para iniciar su desarrollo evolutivo a la adquisición de poder y sabiduría obteniendo independencia del mismo hasta devenir en una entidad energética pura con una existencia autónoma en el universo multidimensional; con la siempre presente luz del faro de la “Fuente”.

Grinberg, habla de grados y niveles de fases de mayor a menor “sintérgia”; de lo cual el sustrato físico-orgánico es uno de los de menor sintérgia y la mayor sintérgia se correspondería a la Lattice o “Estructura del espacio Quántico”. La evolución y desarrollo de la consciencia desde los procesos cognoscitivos humanos de menos sintérgia a los de alta sintérgia, según él, establece la distinción entre el ser humano común, orientado hacia la satisfacción de la propia importancia personal, y el ser humano autorrealizado consciente de su fusión con lo universal.

Tanto Newton como Grinberg afirman que la clave está en el ámbito de una consciencia amplificada en los confines de las ondas cerebrales Theta. Allí donde, para J. Grinberg, se produce la conexión con el estado próximo a la Lattice; y donde, para M. Newton, debido a la amplitud de tales ondas cerebrales, es posible acceder al mundo espiritual y las almas que alberga en lo que llama “Estado de superconciencia”.

El sustantivo “alma” es bello, pero ha sido utilizado tanto por las religiones asociándola a dogmas, juicios y castigos (infiernos atroces) que a muchas gentes les chirría. La expresión “Todo aquello que soy “ tomada de la canalización de la entidad Seth por Jane Roberts (Habla Seth), es decir, del núcleo del Ser personal, es otra opción, entendiendo por ello el aspecto multidimensional del Ser y, por ello, una estancia energética no-material, atemporal y multidimensional muy próxima o en el propio seno de la Lattice. Repitiendo que la Lattice trata de definir la estructura del espacio quántico de máxima congruencia posible (Máxima sintérgia), de la cual, a modo de distorsiones, ya sean microdistorsiones (fotones, electrones, protones, etc.), ya sean macrodistorsiones (Galaxias, Sistemas estelares,… hasta seres humanos y demás seres orgánicos, etc.), se crea todo cuanto existe material e inmaterialmente, incluyendo la vida y su atributo, la conciencia, ya sea básica e instintiva o conscientemente sofisticada.

 M. Newton, dando respuesta a través del “mapeo” del mundo del espíritu, habla de entidades en diversos estados evolutivos de consciencia-sabiduría implicados en la creación de los fenómenos físicos y orgánicos a través de la energía de la consciencia; y de la existencia de algo absolutamente presente, pero inalcanzable, al menos por lo humano, que es la “Fuente”.

Para alcanzar los ámbitos de consciencia de alta sintérgia es necesario, según Grinberg, conseguir una importante sintérgia en los campos neuronales por medio de intensa neuroalgoritmización, apoyado por las dos bandas sintérgicas: (Modalidad objetiva de percepción y Modalidad no-ordinaria de percepción) y los Orbitales de consciencia. Todo ello regulado por el “Procesador central” el propio Ser. Un ejemplo práctico del manejo de la neuroalguritmización en niños se demuestra a través de la activación de la "Visión extra sensorial" (VES) en la poblacción infantil entre 6 y 12 años.

Para tener acceso al “mundo de los espíritus”, según M. Newton, hay que conseguir un estado de hipnosis profundo y fluido, correspondiente a las ondas cerebrales “Theta”. Inmersos en esta modalidad vibratoria cerebral se establece el contacto con la propia alma y su medio existencial, sabiendo que el estado de ondas Theta es de alta neuroalgoritmización con una congruencia y poder sintérgico potente. Por ello, ambos tratan de lo mismo desde dos lenguajes y puntos de partida distintos, pero describiendo ese estado multidimensional de conciencia accesible al Ser Humano. En ambos, por medios distintos, se obtiene el pleno sentido de la existencia física y trascendente.


Ernesto Cabeza Salamó  08-03-2019


Referencias bibliográficas:
 “Vida entre Vidas”, Michael Newton. Ed. Robinbook, s.l. 2005, Barcelona.
“La teoría Sintérgica”  Jacobo Grinberg- Zylberbaum. INPEC 1991, México.
"La visión extra Ocular" Monografía Jacobo Grinberg-Zylberbaum 1982 México.
“Habla Seth, Jane Roberts. Ed. Luciérnaga OCEANO. 1998, Barcelona.





martes, 5 de marzo de 2019

Meditación mes de marzo de 2019. Hacer un cristal amigo 3


Meditación del mes de Marzo de 2019

Hacer un cristal amigo 3ª parte.


     Fase más avanzada de la meditación del mes de febrero. Con el cristal de roca activado puedes adquirir el conocimiento claro de la totalidad y del propósito de la existencia de cuanto nos rodea. Consiste en aplicar la experiencia y el saber adquirida a través de las prácticas meditativas cherokis a la relación con el cristal, con su potencial y experienciarlo en nuestros Centros Superiores de Consciencia; y con ello transmutar lo negativo en oro a través de la unión del corazón y la mente.



jueves, 31 de enero de 2019

Meditación del mes de febrero de 2019. Hacer un cristal amigo 2


Meditación del mes de febrero de 2019

HACER UN CRISTAL AMIGO 2


 Fase más avanzada de la meditación del mes de diciembre pasado. Con el cristal activado puedes adquirir el conocimiento claro de la totalidad y del propósito de la existencia de cuanto nos rodea. Consiste en aplicar la experiencia y el saber adquirido a través de las prácticas meditativas Cherokis a la relación con el cristal, con su potencial y experienciarlo en nuestros Centros Superiores de Conciencia.


miércoles, 23 de enero de 2019

Percepción y VES. 1ª Parte:Sobre la percepción y atención en relación con VES.


Percepción y VES. 1ª Parte
Sobre la percepción y  atención en relación con VES.






La Visión extra sensorial (VES) forma parte de la capacidad natural perceptiva de tipo visual del ser humano, aunque por el momento sea únicamente accesible por niños menores de 12 años. Es prometedor considerar que esta capacidad ya activada, si se utiliza con frecuencia, quede efectiva más allá de la pubertad y adolescencia manteniéndose en la adultez. Es por ello de interés observar cómo este sentido de índole visual, pero perteneciente a una banda sintérgica distinta a la de los sentidos ordinarios, responde como parte de la percepción general del individuo. La presente observación se ha realizado con niños de ambos sexos de edades comprendidas entre 6 y 12 años.
Debemos partir como aspecto previo y fundamental de la capacidad de la conciencia (el darse cuenta de sí mismo y de los contenidos de información personal). Aspecto inseparable de la personalidad. En filosofía se utiliza el término Consciencia quedando definido como la facultad por la cual el Ser humano conoce su propia existencia, sus cualidades y sus actos.
La unidad psicológica básica del conocimiento sensible no es, como podría pensarse, la sensación, al menos en el ser humano, sino la percepción.

Todo un mosaico de impresiones inconexas se aúna en una unidad perceptiva y así culmina en experiencia. Percepción es un proceso de integración psicofísico. La energía que estimula los órganos sensoriales y circula por sus circuitos se manifiesta como el mundo que el sujeto percibe. Percepción es, pues un proceso sensocognoscitiva. Percibir entraña un cierto saber previo acerca de lo percibido y sus relaciones y aporta nueva información acrecentando ese saber. Está claro que la función de percepción está íntimamente relacionada con otras funciones cognoscitivas (imaginación, memoria, intelecto); así como tampoco se puede desgajar de la afectividad, la motivación y la actividad.

No todos los estímulos energéticos del mundo exterior que inciden en nuestros sentidos son percibidos, hay una criba y sólo unos cuantos son percibidos y no con el mismo grado de claridad. Es por ello que se puede afirmar que la percepción es selectiva. Unas veces es debido a las limitaciones de nuestros órganos sensoriales (los humanos no podemos captar ultrasonidos u olores que otras especies si pueden captar) y otras por lo que subjetivamente consideramos adecuado (ya sea por ignorancia o por creencias). No tenemos, por así decirlo, la mente plenamente abierta más allá de nuestro marco interpretativo. Ello nos lleva a seleccionar aquellas sensaciones hacia las cuales tenemos “tendencia”. Es decir a lo que prestamos  atención. Es indudable que la percepción va precedida por expectativas, y mucho de este marco interpretativo y de significado personal es de tipo inconsciente.
La atención, desde el punto de vista de la escuela estructuralista, se describió como claridad de la conciencia, como tratándose de un foco o punto focal central en donde la percepción es clara y distinta rodeada de un campo periférico donde las impresiones se hacen progresivamente más difusas. También se concebía, desde la escuela funcional, como una actividad selectiva regulada por necesidades y motivaciones del individuo. La psicología de la Gestalt desvió su interés del asunto atencional al centrarse en que la percepción tenía que seguir unas leyes físicas generales que dejaban poco espacio para la iniciativa del sujeto.
Más adelante con la adquisición de mayor información se ha ido revitalizando el tema de la atención y la prioridad del enfoque funcional sobre el estructuralista. 
Mi entender en este sentido no es dualista. Concibo que no pueda darse función sin un marco estructural. La estructura y función son aspectos de un único fenómeno y, por ello, inseparables; como las dos caras de una misma moneda.

En relación con VES, aunque lo dicho se da, hay aspectos que inducen valor especial. Según la sintergia lo previo está asociado a una Banda Sintérgica llamada “conciencia ordinaria”, pero hay otras “no ordinarias”. Para la activación de VES es necesario superar la Primera Banda Sintérgica ordinaria o, al menos, estar en intersección con la “No ordinaria”. Es preciso tener en cuenta que en los niños en edad de activación (de 6 a 12 años) las dos Bandas no están tan diferencialmente separadas y entender cómo, desde la adolescencia, la “Banda no ordinaria” declina, asentándose la “ordinaria” y distanciándose una de otra condición que aumenta en la adultez, a menos que las prácticas de manejo de la conciencia relativice sus límites (como en el caso de meditar y de la hipnosis).
La interacción niños – adultos como elemento significativo de integración del contexto de realidad es innegable. Del confuso mundo sensorio – perceptivo del neonato y lactante, debido a la inmadurez del sistema nervioso en gran parte, en conjunción con la presentación progresiva de lo que se le da a conocer como realidad significativa (los padres en primer lugar y después las demás personas y educadores significativos) van definiendo lo que es identificable como mundo real y qué no es pertinente considerar de este “océano energético” indeterminado; y, además, se le induce criterios afectivos que añaden especial valor a ciertos aspectos consensuados. Los niños aceptan como verdad y realidad la descripción adulta de lo que consideran mundo real. Lo demás permanece desdibujado como potencial latente hasta que la evolución psico – física con la adolescencia asienta firmes límites entre lo que se considera real y no real. Hoy en día vamos dándonos cuenta de que estos límites son relativos teniendo en cuenta a unos individuos respecto a otros. La educación actual permite una mayor apertura a posibilidades de experiencia que la llamada educación tradicional, con márgenes mucho más rígidos en cuanto a la definición de lo que constituye la realidad. Hay, pues, en el ámbito educacional – socializador unas concepciones más abiertas y relativistas  y otras rígidas y conservadoras. En adolescentes esta influencia será crucial al definir su contexto de realidad y alcance de la misma. Esto no es una cuestión teórica, sino perceptiva, afectiva y motivacional, es decir, vital y experiencial. Un mundo cognitivo en numerosos aspectos diferente respecto a unos y otros adolescentes y jóvenes.

La información es captada por nuestros órganos sensoriales. En VES, además de los ordinarios, se da uno (en principio) no ordinario. El cerebro capta directamente con cualidades “tipo visual” de forma  plenamente independiente del órgano sensorial ocular. El condicionamiento previo hace que el niño identifique esa información como ya conocida por el modo ocular y, en principio, se centra en ella como significativa; pero al poco se va dando cuenta, sea que el instructor se lo haga notar, o por propio descubrimiento, que más allá de lo obviamente percibido como análogo a la percepción de tipo ocular, hay mucha más información sensible y perceptualmente significativa que no puede ignorar por más que individuos de su entorno la ignores, nieguen o rechacen.
 Volviendo a la teoría sintérgica, creada por Jacobo Grinberg, todo lo dicho tiene que ver con la capacidad de neuroalgoritmización, una capacidad intrínseca de las neuronas y de sus interacciones en zonas en las que se constituyen en capas estratificadas. De ello y de sus diversos circuitos de conexión intercerebral se producen campos neuronales que procesan energéticamente inmensidad de información; campos que, a su vez, en cuanto a densidad informacional será muy variable de individuo a individuo conforme a los umbrales de lo que interprete como posible, probable y significativo en su concepción de realidad y lo experienciado de la misma.



       Ernesto Cabeza Salamó                                                        15 enero 2019.